ADIOS HIJO QUERIDO

martes, 12 de abril de 2011

LA PANDILLA DEL "13"















Hubo unos años en la vida de Jordi, en los que realmente fue un chico alegre y feliz, conoció a una pandilla de la barriada, a la que ellos mismos llamaban La pandilla del 13, porque había tres hermanos José, Mayte y Lidia que Vivian en el número 13 de nuestra misma calle y casi siempre se reunían allí. Esos años Jordi disfruto de lo que era tener amigos, celebraba sus cumpleaños con ellos, o bien haciéndoles yo dulces o bien comprando pizzas, se iban de barbacoa, los domingos los chicos se iban al campo del Jerez. Jordi era entonces muy feliz, algunas veces teníamos que decirle Antonio y yo, “Pero Jordi que es la hora de la siesta” donde te vas ahora, pues a lo mejor a las cuatro de la tarde ya lo veíamos con su bastón dispuesto a irse al “13” Estas son las palabras que Mayte una de las chicas del grupo me ha dicho recordando a Jordi.

Yo pienso que sí, que fue feliz con la pandilla del 13 (que asi era como nos llamaba), fue feliz cuando nos ibamos de barbacoa, cuando ibamos a la feria a hartarnos de bailar, cuando fuimos a un karaoke, cuando celebrabamos su cumple en la azaotea de tu casa, cuando hicimos la fiesta de disfraces en casa de mis primos que él se disfrazó de garrulo, cuando llegaba fin de año y nos ibamos de cotillón o cuando nos daba masajes en la terraza de mi cuarto. Que buenos momentos hemos pasado todos juntos!!!!!!!!. Además, era un payasete, siempre estaba diciendo payasadas como "sal palomo que te como" o "bicarbonato hija, bicarbonato" o sino, "y yo con estos pelos", aún las decimos nosotros y ojala las sigamos diciendo siempre porque sera nuestra forma de recordarlo y de mantenerlo en la pandilla del 13! Tambien nos acordamos mucho cuando aullaba como un lobo o hacia de terminator mientras nosostros le cantabamos la canción, o cuando Juan Raul le dio una vuelta en la moto o cuando vino disfrazado de la bestia y nos dio un susto de muerte jajaja!!!!! o de la cancion que nos cantaba que decia algo asi como "me marea la marea" jajaja!!!!. Por todo ello y por más, no creo que fuera infeliz una persona que siempre estaba sonriendo y que nos hacia reir tanto!!!!

Desgraciadamente eso duró poco mas o menos tres años, Jordi empezó a empeorar, un día tuvo que ingresar en el hospital por una hemorragia y toda la pandilla del 13 fue a visitarlo, pero aquel fue el comienzo del declive de Jordi, su salud el tremendo Síndrome de Alstrom empezó a dar la cara a marchas forzadas, Jordi se derrumbó y solo pasaron tres años para que se marchase para siempre. De todas formas en su vida siempre habrá un recuerdo para esa bonita época de “La pandilla del 13” Gracias chicos

5 comentarios:

  1. No he podido evitar emocionarme viendo las fotos de Jordi con esta pandilla de VERDADEROS AMIGOS.Mi pena es que creía yo que Jordi no tuvo la mínima oportunidad en la vida de pertenecer a una pandilla.La del 13 está llena de gente buena,todo lo que le ha acompañado en su vida a Jordi.
    Más quisieran algunos tener 10 o 12 amigos verdaderos en su vida.Algunos no llegan a tener en su vida ninguno.Y Jordi tuvo ese don:HACER AMIGOS QUE LE RECUERDAN CON MUCHO CARIÑO.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  2. No tengo palabras para expresar lo que siento, sólo lágrimas en los ojos y una pena que me invade todo el cuerpo. Gracias a ti, Gloria, por dedicarnos este artículo en tu blog que tan bonitos recuerdos me ha traído al pensamiento. Que buenos momentos pasamos todos juntos!!!. Y aunque poco queda ya de la pandilla del 13, siempre estará viva en mi recuerdo, al igual que tú, Jordi, siempre estarás vivo con tus payasadas y, sobre todo, sonriendo.
    Un saludo, Mayte de la "PANDILLA DEL 13".

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado ver a Jordi con la pandilla de amigos que tú Gloria me contabas que había encontrado en la calle donde vivis. Me ha gustado conocerlos en foto y ya se ve que se lo pasaban pipa. Jordi no necesitaba mucho para sonreir y ser feliz. Esos momentos que recogen las fotografías son los que deben alimentar tu alma. Poco a poco, aunque ahora te parezca imposible, serán los que tendrás presente, los que te harán sonreir a tí también, los que te permitirán seguir viviendo tu vida y volver a disfrutar, aunque sólo sean pequeños detalles. Ten fé, Gloria, confío en que dentro de poco podamos hacernos fotografías todos juntos en las que todos estemos sonriendo; como la que habeis puesto de los cuatro hermanos. Tú eres la más sonriente; no dudes de que volverás a sonreir. Todos te queremos. Isabel

    ResponderEliminar
  4. Me ha hecho mucha ilusión ver este post Gloria. Veo que al menos tubo amigos de verdad allí en Jerez, aunque fuera por poco tiempo.

    Quiero darles las gracias a todas las personas que formaban parte de esta pandilla por hacerle la vida un poco más fácil y feliz a mi querido primo.

    Gracias de verdad.

    Marta

    ResponderEliminar