ADIOS HIJO QUERIDO

lunes, 11 de abril de 2011

LOS ULTIMOS AÑOS DE TU VIDA


No puedo dejar de pensar en tus ultimos años, lo poco feliz que fuiste, con la tristeza que te marchaste. De niño, eras un niño normal, tenías baja visión pero nada mas. Tenias a tu prima Marta, que llorabais cada vez que habia que separaros y tenías a tus amigos, Sergio, Esther, e Ismael, pues Roberto era muy pequeño y Javier nacio mucho despues, pero tu eras feliz, yo te llevaba al cine, vimos muchas peliculas, tambien te lo pasabas muy bien jugando a los clics de playmovil, muchas veces con tu abuelo con el que te llevabas de maravilla. Los unicos problemas eran los escolares, pero los de salud no habian dado todavia su horrible cara. Todo empezó perdiendo la vista casi de un dia para otro, perdiste el resto de visión que ter quedaba, luego, la diabetes y la perdida de oido entonces todavia ligera, eso se unio, a que tus amigos tambien se habian hecho grandes, ya salian solos, tenían otros amigos y tu empezaste a sentirte solo allí empezó tu declive hijo mio, 14 años, 15, 16, tu no eras feliz, solo ansiabas amigos y hacias lo que fuese por buscarlos, te juntabas con cualquiera y luego te dejaban plantado, de cada vez te sentias mas desgraciado. A los 19 sños nos vinimos a Jerez, yo aquí tenía muchas esperanzas, pero la suerte ya estaba hechada, tu salud se iba deteriorando, en poco tiempo te apareció la cirrosis hepatica cronica, el oido lo hbaias perdido mucho mas, yo veia como eras una vela que se iba apagando, tu seguias luchando, querias todavia salir, tener amigos, y yo rabiaba de que no lo tuvieras, pues sabía que tu salud se deterioraba por dias. Pero no esperaba que te fueses tan rapido, nadie quiso ayudarme a crear un centro ni tampoco a recaudar dinero para tu calidad de vida, todo el mundo te quiere y te llora ahora que no estas, pero cuando estabas a nadie le importaba tu sufrimiento. Siento de verdad estos ultimos años tan desgraciados que has vivido, siento no haber podido hacer nada por evitarlo, solo me consuela el pensar que quizas allí donde estes seas feliz y tengas muchos amigos y sobre todo que no te hagan daño con los sueros y con los pinchazos en la mano que tanto odiabas, Te quiero hijo, siempre te querre

1 comentario:

  1. Mi querida Gloria: Aunque tu no lo creas, él era feliz, por que te tenia a ti, que es lo único que a el le importaba de veras.
    No te hagas mas daño pensando lo que pudo ser, la vida no es fácil para nadie, menos para un niño enfermo, ¡¡De eso sabes tu mucho!! Deja que descanse en paz...Un abrazo.

    ResponderEliminar