ADIOS HIJO QUERIDO

lunes, 16 de mayo de 2011

POESIA PARA JORDI


Estoy muy emocionada, de poner esta maravillosa poesia que una gran amiga y gran persona, Esperanza mena sanz, ha compuesto para Jordi, siempre la llevaré en mi corazón por que me ha llegado a lo mas profundo de el.


Tú, mí querido palomo
te fuiste del palomar
buscando en el mismo cielo
lugar para descansar.

Y cuando al cielo llegaste
te recibió el mismo Dios
para ponerte dos alas
y su Arcángel te nombro.

Mas, te fuiste tan deprisa
que el tiempo no permitió
darte cuenta que dejabas
a tu madre sin tu amor.

Yo se, mi lindo palomo
que tu descansas en paz
pero en la tierra tu madre
no sabe mas que llorar.

Pide a tu Dios que la guíe
y le de conformidad
para pasar este cáliz
de dolor y soledad.

Y tu, mi palomo lindo
desde el lucero que estas
cúbrenos con esas alas
ábrelas de par en par.

Arropa a los que quedaron
en ese nido vacío
que dejaste al marchar
buscando tu nuevo nido.

Yo nunca te he de olvidar
mi palomo favorito
desde el cielo tu veras
que sigues siendo mi amigo.

3 comentarios:

  1. Estoy segura, que mi palomo favorito, estará esta noche velando nuestro sueño...

    ResponderEliminar
  2. Gloria, soy una de tus seguidoras del blog de cocina. Acabo de acceder a este otro blog y he leído las últimas entradas.
    Ante todo mi más sincero pésame por la pérdida de tu hijo. Como madre que soy puedo entender el gran dolor que tienes que tener ahora en el alma. Es durísimo que una madre conozca la muerte de un hijo. Mi hermano murió con 10 años, por el síndrome de Urler, otra de las muchas enfermedades olvidadas. Hace muchos años ya que murió, sin embargo, mi madre lo recuerda a diario en casa, fue muy duro para ella. También le vio sufrir año tras año, hasta que llegó el temido final.
    Espero que encuentres la fuerza necesaria para superar este duro golpe que te ha dado la vida y que encuentres todo el apoyo que necesitas en tu familia y amigos. Mucho ánimo y mucha fuerza.

    ResponderEliminar
  3. Mi más sentido pésame te deseo animo y fuerza para soportar la perdida.

    Un abrazo.

    María Pilar

    ResponderEliminar